Yo sé y estoy seguro

Desde su institución y a lo largo de los siglos, la fe y la iglesia cristianas se han fundamentado en el conocimiento de las verdades contenidas en la Revelación de Dios, es decir, en la Escritura. Este es un hecho que aún en nuestros tiempos sigue vigente y que en el futuro no habrá de variar.

El centro de la Revelación es el propio ser de Dios y las ordenanzas de su creación. El hombre en este contexto tiene un papel que cumplir a fin de agradar a su Creador y vivir armónicamente en su entorno. Conocer el ser de Dios profundamente es lo que en última instancia nos permite darnos a nosotros mismos y al resto de las cosas el valor apropiado; igualmente este conocimiento es un requisito indispensable para cualquiera que tenga el deseo de alabar a Dios, pues es imposible para la conciencia humana relacionarse con aquello que no conoce y mucho menos alabarle. Dios exige de nosotros un culto racional y para ello requerimos orientar nuestro pensamiento conforme a los lineamientos que Dios mismo provee. Este libro es una introducción de dichos lineamientos y características reveladas que Dios mismo se atribuye en su Palabra.

Este libro contiene resumidos los aspectos básicos de la fe cristiana y la manera en la que nos vinculan en iglesia. Cada uno de dichos  principios se encuentra expresado de forma pedagógica, es decir, como lecciones que permiten asimilar progresivamente su contenido apegándose fielmente al mensaje de las Escrituras.

La publicación atiende a la responsabilidad que tenemos de difundir la sana doctrina que durante más de 50 años nuestro pastor Gerald Nyenhuis cultivó bajo los lineamientos de la tradición reformada en estricto apego a los documentos Bíblicos.

Anuncios